¿CÓMO ELEGIR MI COTO PARA LA BERREA?

Comienza septiembre y muchos de nosotros nos ocurre que a menudo tras las vacaciones nos entran los nervios por la cercanía de la berrea y aún somos de esos que hemos dejado todo para el último momento…

Por ello en el artículo de hoy, el equipo de Hunty quiere enseñarte los principales puntos a tener en cuenta de cara a la elección de un coto para la cercana berrea.

Desde tiempos remotos, los ciervos han poblado los montes peninsulares. De hecho, ya en las Cuevas de Altamira podemos ver pinturas rupestres con escenas de hombres cazando venados. Lo que demuestra que la caza del ciervo es algo que se remonta a hace al menos 30.000 años. Con la falta de tiempo y viendo a la vuelta de la esquina las primeras jornadas de rececho, las prisas pueden jugar una mala pasada.

En primer lugar decir que como bien conocéis, el coto perfecto en todos los aspectos no existe, por eso en este artículo, no podemos decir que existe un método infalible que le sirva para distinguir si “un coto es o no es bueno”, porque a primera vista resulta muy complicado llegar a determinarlo.

Comenzamos con los puntos más importantes:

CONOCER DE PRIMERA MANO EL COTO PREVIAMENTE A LA BERREA

Cada zona de la península es un mundo en cuanto a paisajes y climatología. Dependiendo de caza zona, los cotos cambian enormemente en función de la época del año.

Resulta básico que aprendamos a leer el campo, sabiendo establecer las correspondientes variables en función de la época del año en que visitemos el lugar. Deberemos ser capaces de distinguir ciervas y crías, ciervos trofeo, ciervos selectivos o defectuosos etc…

Salir a visitarlo diferentes días a la semana y dar unas cuantas vueltas fijándonos en aquellas pistas que nos permitan averiguar cuál es la densidad de sus poblaciones es fundamental.

Es importante valorar el número de posibles puntos de agua, arroyos, balsas además de las importantes siembras para la caza que sirven de refuerzo alimentario en los peores momentos.

Algo muy importante también es la presencia de guardería y la correcta colocación y mantenimiento de las tablillas ya que también son signos positivos.

LOCALIZACIÓN Y AVISTAMIENTO DE CIERVOS

A menudo únicamente nos fijamos en la superficie forestal, zonas de claros querenciosos para los venados, amplitud del terreno etc y como bien dice el refrán “Quién mucho abarca poco aprieta”, no por más terreno vamos a tener recechos más exitosos.

Lo primero que debemos de hacer es intentar encontrar los ciervos en la zona más alta del coto en esta época, observarlos y valorarlos con detenimiento.

EL PRECIO

Como bien sabemos y en la mayoría de los ámbitos actualmente, la calidad se paga. El sector cinegético no se queda atrás y, por tanto, en función del precio que tengamos reservado o estemos dispuestos a pagar se basará la búsqueda de un coto.

Si el presupuesto es lo que más nos limita, se pueden encontrar precintos sueltos a precios asequibles asegurándonos igualmente bonitas jornadas de rececho tras representativos, defectuosos o incluso hembras. En cambio, si resulta que el precio no es problema se puede aspirar a cotos con buena densidad de trofeos.

REVISAR EL PLAN TÉCNICO PARA LA CAZA DEL CIERVO

Los cotos de caza deben tener redactado por un profesional (Ingeniero técnico forestal o Ingeniero de montes) un nuevo plan técnico o de aprovechamiento cinegético cada cinco años. Esta documentación incluye toda la información necesaria para saber qué estás contratando.

No obstante, no es necesario revisarlo al completo, pero si echarle un vistazo a los puntos que nos resulten más importantes como número de precintos, días de caza autorizados, número máximo de cazadores, capturas del plan anterior etc...

LA ZONA DE CAZA Y LA CLIMATOLOGÍA

Cada persona tiene unas capacidades físicas o situaciones diferentes y por tanto valorar la orografía y la climatología de la zona previamente es fundamental para no sufrir situaciones complicadas.

Por tanto, queda a libre opinión y elección del cazador decidir si opta por recechos en un terreno más adecuado o si por el contrario le atrae más una caza exigente en una orografía más dura y propia de recechos de montaña.

Así mismo debemos de tener en cuenta que el clima es fundamental. Por ejemplo las corrientes de aire son nuestros mejores aliados, ya que los ciervos siempre se desplazan contra el viento. Recuerda que los venados poseen un gran oído y que son capaces de detectar cualquier ruido incluso a varios kilómetros de distancia. Intenta prever el patrón de los movimientos de la manada en base a la dirección de sus huellas.

COMPATIBILIDAD CON DIFERENTES ACTIVIDADES

Conviene conocer las diferentes actividades y su intensidad. Debemos de valorar un paisaje mixto, con diferentes variedades de alimento, zonas de bosque cerrado, prados, linderos etc...

Intentar informarse sobre el grado de mecanización de la zona y tener en cuenta las épocas de mayor intensidad de laboreo forestal es básico para no alterar los ciclos de cría de la fauna. Cuanto mayor sea el grado de desarrollo técnico de la zona menor será la población de especies.

En cuanto a la ganadería, siempre resulta beneficiosa para los ecosistemas, pero también si es realmente excesiva, es uno de los elementos más importantes que pueden afectar al desarrollo de las especies cinegéticas ya que degradan el terreno y compiten directamente por el alimento.

El desarrollo forestal es importante ya que dependiendo de la especie cinegética que deseemos cazar puede resultar muy favorable. Hay que destacar que es conveniente que el monte tenga ciertos tratamientos o aprovechamientos para que esté cuidado, así como que tenga un correcto plan contra posibles incendios.

 

En conclusión… podemos buscar un coto perfecto para nosotros, acorde a nuestras posibilidades o a cada bolsillo pero que pese a todo se adapte perfectamente a lo que buscamos.

En la medida que nos sea posible, siempre resulta conveniente practicar una caza sostenible, responsable por nuestra parte y comprometida con el medio, cuidar y gestionar las especies de nuestro coto dará sus frutos si deseamos conservar y cazar en ese mismo coto durante muchos años.

La clave para tener un “buen coto de venado” es cuidarlo, valorarlo y practicar sus diferentes posibilidades cinegéticas, pero sobre todo, lo más importante es disfrutar y valorar cada día en el campo. Sin duda la berrea se trata de un momento mágico para la caza.

¡Ya solo queda encontrar lo que estás buscando y disfrutar!

¿Te gustaría conocer las mejores ofertas de cotos para la berrea del ciervo en España y que se adapten exclusivamente a lo que buscas?  ¡Haz clic en este enlace, rellena nuestro breve formulario y te contactamos lo antes posible para ofrecerte lo que buscas!