¿CÓMO MEDIR NUESTRO TROFEO DE CORZO?

Como se suele decir, en abril corzos mil, estamos a mediados de mes, es el momento perfecto para su caza, los días comienzan a alargarse notablemente, las temperaturas a suavizarse y las siembras y el campo resplandecientes de vida ya que, día a día, ganan intensidad, se inicia así un nuevo periodo cinegético, los recechos del duende.

Hoy desde Hunty, os enseñamos paso a paso como saber su puntuación correcta en base a la puntuación exigida para cada premio establecida por las normas de homologación de trofeos de la junta nacional.

Comenzamos…

En primer lugar, debemos tener claro que el volumen, perlado, belleza, peso y longitud son los principales valores a tener en cuenta.

Así mismo hay que destacar el baremo de puntos para que un corzo sea medallable y es el siguiente:

 

 

Una vez conocido esto continuamos con la valoración:

1. LONGITUD DE LAS CUERNAS

Según la imagen, para realizar una medición correcta hay que usar una cinta métrica y seguir la curvatura exterior, desde el extremo inferior externo de la roseta hasta la punta más alta.

Dejar claro que se debe de adaptar la cinta a la curvatura natural de la cuerna para que sea válido. Además, las protuberancias anormales de la roseta no se consideran para la longitud.

 

2. PESO DE LAS CUERNAS

Se pesan en gramos, con apreciación hasta 1 gr, las cuernas y el cráneo exento de toda materia extraña, es decir debe de estar completamente limpio y libre de piel, pelo etc.

Con el cráneo completo y sin la mandíbula inferior se restarán 90 gr del peso total.

Con el cráneo serrado, de modo que falte la dentadura superior, se restarán 65 gr del peso total.

Con el cráneo serrado, presentado únicamente el frontal, no se restará nada del peso total.

Con el cráneo serrado de modo que presente los pivotes y muy poco más de hueso, se añadirán de 10 a 20 gr al peso total.

 

3. VOLUMEN DE LAS CUERNAS

Se mide en centímetros cúbicos por inmersión en agua de las cuernas hasta las rosetas incluidas. El cráneo y los pivotes no se sumergen. Para determinar el peso y el volumen de las cuernas puede utilizarse la balanza hidrostática. Primero se pesa el trofeo y luego se sumerge en agua y por diferencia de pesos se conoce el volumen. 1 gramo= 1 cm3.

 

4. BELLEZA DE LAS CUERNAS

Valoraremos el perlado, el color, las rosetas, las puntas y la envergadura.

Coloración

Las claras o teñidas suman 0 puntos. Si son amarillentas o de color marrón claro, 1 punto. Las de color marrón, 2 puntos. Si se trata de un color marrón oscuro mate, 3 puntos. Por último, si son muy oscuras o casi negras aportarían los 4 puntos.

Perlado

Si observamos que se trata de un corzo que apenas posee perlas no puntuarán. Si las cuernas están débilmente perladas, sumarán 1 punto, medianamente perladas, 2 puntos.

Si las cuernas están bien perladas con perlas pequeñas en toda la cuerna, 3 puntos, si están muy bien perladas con perlas importantes en toda la cuerna, aportarán el máximo, es decir 4 puntos.

Rosetas

Aparte de darnos conocimiento sobre la madurez del corzo sabiendo que las más inclinadas pertenecen a corzos maduros y bien cosechados, también aportan puntuación a nuestra valoración. Por tanto, si nuestras rosetas son:

- Débiles (delgadas y bajas): 0 puntos.

- Medianas (en forma de cordón, ligeramente perladas): 1 punto.

- Buenas (en forma de cordón, ligeramente perladas): 2 puntos.

- Gruesas (anchas y altas): 3 puntos.

- Muy gruesas: 4 puntos.

Envergadura

Esta puntuación surge de la máxima separación entre las dos cuernas del corzo. Por tanto:

- Si es inferior al 30% del promedio de la longitud de las cuernas: 0 puntos.

- Del 30 al 35% del promedio de la longitud de las cuernas: 1 punto.

- Del 35 al 40% del promedio de la longitud de las cuernas: 2 puntos.

- Del 40 al 45% del promedio de la longitud de las cuernas: 3 puntos.

- Del 45 al 75% del promedio de la longitud de las cuernas: 4 puntos.

- Superior al 75%: 0 puntos.

Puntas

Si son porosas y poco desarrolladas no puntúan. Se concede 1 punto para las porosas de desarrollo medio y 2 para las puntiagudas y blancas.

 

 

Además, debemos de tener en cuenta que puede adquirirse una bonificación o una penalización por los siguientes motivos:

5. BONIFICACIÓN

De 0 a 5 puntos, de los que 3 se adjudican por regularidad de las cuernas y 2 por la calidad de las luchaderas, del siguiente modo:

 

 

6. PENALIZACIÓN

De 0 a 5 puntos, de los que 2 se adjudican por forma defectuosa de las cuernas y 3 por otros defectos. Las formas defectuosas se penalizan así:

 

Para medir la longitud de las luchaderas y de las puntas traseras: Cada punta, tanto para la bonificación como para la penalización, se mide por separado y se empieza a medir por la parte exterior de la punta, desde donde se encuentra con la línea imaginaria exterior de la cuerna principal.

Finalmente mediante el siguiente modelo que os dejamos y calculadora en mano iremos sumando y valorando su puntuación total. Como consejo siempre valora tu corzo un poco por debajo de lo que lo estas haciendo ya que con nuestros corzos siempre tendemos a sumar algún punto de más ¡Nos encantan todos!

 

Esperamos que os hayan servido todas estas pautas y que os pongáis manos a la obra. Por último, desearos...

 

¡Muchísima suerte! ¡Puede ser tu mejor temporada, siempre positividad!

 

Alejandro López