CONFLICTO DE LA TÓRTOLA EUROPEA

Cada especie tiene sus particularidades y muchas están envueltas en ciertos conflictos, es el caso de la tórtola europea..

La tórtola europea (Streptopelia turtur)​ es una especie de ave columbiforme de la familia Columbidae que habita en Europa, norte de África y Asia Central. La tórtola europea es un colúmbido esbelto y de pequeño tamaño, que mide entre 24 y 29 cm de largo, tiene una envergadura alar de 47 a 55 cm y pesa entre 85 y 170 g.​ Su plumaje es en general parduzco. Su cabeza, cuello y flancos son grisáceos, y presenta una mancha listada en negro y blanco en los laterales del cuello característica. Sus alas presentan un patrón escamado, debido a que sus coberteras tienen el centro negruzco y los bordes de color canela.

La tórtola europea es un ave migratoria que cría en la zona sudoccidental del Paleártico. Su área de reproducción se extiende por la mayor parte de Europa, exceptuando las regiones más septentrionales, Oriente medio, Asia central y el norte de África. Pasa el invierno en una franca al sur del Sahara, que se extiende por el Sahel hasta Etiopía.

Según estudios si que se ha reducido el numero de ejemplares que encontramos en la península, pero a ciencia cierta no se sabe con toda seguridad cual es el motivo, si el cambio climático, el cambio de costumbres o por ejemplo una reducción de ejemplares que emigran hasta nuestro territorio.

Cabe destacar que la transformación de la agricultura y de su paisaje es probablemente la principal causa a nivel europeo del declive de la tórtola europea, pero una caza excesiva en países donde hay mucho menos control o simplemente no se otorgan cupos ni el sector de la caza esté tan comprometido y concienciado como aquí de su conservación durante el paso migratorio puede resultar también un problema.

Pero hoy en día…, ¿Es sostenible el nivel de caza de la tórtola europea?

Sin duda, tenemos muy claro que la reducción de la presión cinegética sobre esta especie y adoptar unas medidas muy necesarias tanto agroambientales y agroforestales que mejoren sus hábitats de cría y alimentación es clave para asegurar la viabilidad de sus poblaciones y la futura sostenibilidad de su caza.

Esta especie y según los estudios poblacionales realizados, ha sufrido una disminución poblacional generalizada importante en todo su rango de distribución europeo, lo que ha conducido a que se catalogue como especie dentro del rango de “Especie Vulnerable” (Una especie se considera vulnerable (abreviado oficialmente como VU) cuando, tras ser evaluada por la UICN, es clasificada en esta categoría de la Lista Roja tras determinarse que presenta una alta probabilidad de convertirse en especie en peligro de extinción) por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). La tórtola europea es una especie cinegética en 10 países pertenecientes a la Unión Europea, pero se desconoce realmente el papel que la presión de la caza podría estar teniendo en su declive.

El sector cinegético español se ha involucrado y está muy comprometido con esta especie, y se presentó un plan de gestión que  incluye medidas de gestión de las poblaciones, de desarrollo de un modelo de caza sostenible (La caza sostenible es, por tanto, aquella que permite realizar un aprovechamiento sostenido de la caza como recurso natural renovable sin deteriorar el propio recurso (en tanto que natural) ni afectar a la conservación del medio), reducción muy notable de cupos así como de días hábiles, promover el uso de comederos y siembras para la alimentación de la especie, el desarrollo de un censo real de la tórtola y la implementación de medidas agroambientales a través de los Planes de Desarrollo Rural.

Fuente imagen Armas

Este bonito proyecto, denominado PIRTE, ya arroja resultados positivos en regiones como Extremadura, demostrando que la prohibición de la caza no es solución para la recuperación de la tórtola que, al convertirse en especie vulnerable estaría dejando de tener interés, tal y como ha ocurrido en el Reino Unido, que prohibió su caza en 2009 y hoy en día la especie está al borde de la extinción debido a que se abandonaron todas las medidas como fueron las siembras, comederos, bebederos, control de poblaciones y demás medidas en común con la agricultura del país.

Estudio, valoración y conclusión del conflicto…

El estudio con más relevancia ha sido llevado a cabo gracias a un equipo de científicos liderado por la Office National de la Chasse et la Faune Sauvage (ONCFS) francesa, del que también forman parte investigadores españoles del Instituto de Investigación en Recursos cinegéticos (IREC – CSIC, UCLM, JCCM), ha evaluado los niveles actuales de caza legal de la tórtola europea en su vía migratoria occidental (que incluye Francia, España, Portugal y el norte de Italia), con el fin de determinar su sostenibilidad. Para ello, usaron los datos oficiales de tórtolas abatidas legalmente, que en cada país son aportados con el compromiso de los propios cazadores y todas las entidades que representan al colectivo cinegético y científico, y desarrollaron modelos matemáticos teniendo en cuenta diversos factores demográficos como la tasa de supervivencia de los adultos y la edad a la que las hembras de tórtola se reproducen por primera vez.

Los resultados de la investigación muestran que solo en esta parte de Europa se abaten anualmente una media de 1,1 millones de efectivos. Los análisis científicos indican que este nivel de presión cinegética pone en riesgo la viabilidad de las poblaciones reproductoras analizadas a medio y largo plazo. Estos datos remarcan la importancia y la urgencia de reducir más la presión cinegética sobre la tórtola europea, con medidas eficaces que abarquen amplias zonas a lo largo del rango de distribución de la especie. Además, destacan la importancia de obtener un apoyo decidido por parte de las Administraciones públicas para la aplicación simultánea de medidas.

La conclusión ponía en valor que la prohibición de la caza no resultaría favorable, sino que en cambio una reducción de sus cupos y una implementación de las muchas ayudas propuestas por el sector cinegético para su conservación favorecería sin lugar a duda una recuperación de la especie.

Valorar ejemplos de actuaciones pasadas como el caso de Reino Unido, ayudan a mejorar las medidas a tomar por países con las mismas problemáticas. Con la caza, la tórtola europea no quedará en el olvido por parte del sector cinegético, administraciones, entidades científicas ni sector agrícola y forestal.

Por tanto, la comunidad europea debe valorar todos los aspectos y no tomar “soluciones” radicales, las cuales sean contraproducentes para una especie sea cual sea. El correcto conocimiento de una especie junto a estudios por parte de todos los sectores implicados da lugar a un bien común, el planteamiento de las mejores soluciones o medidas posibles.

Sin duda todo esto resulta una muy buena noticia, donde las nuevas generaciones del sector cinegético, tendrán un papel fundamental en materia de caza y conservación.

Fuente imagen, fundación caza sostenible.

 

Alejandro López