CONOCIENDO A FONDO AL ZORRO (VULPES VULPES)

Nuestro artículo de hoy queremos dedicárselo a uno de los animales más astutos y esquivos de nuestra fauna cinegética peninsular, el zorro común o zorro rojo, científicamente conocido como Vulpes vulpes.

El zorro, también llamado raposo o raboso, es una especie de mamífero de la familia cánidos, de distribución holártica, aunque también fue introducido en Australia en el siglo XIX.​ Es un animal silencioso y muy cauteloso, que caza sobre todo por la noche. Durante el día permanece oculto entre los matorrales o en sus madrigueras, excavadas en parajes secos y escondidos, a menudo entre las rocas, los barrancos herbosos y las espesuras.

Su nombre científico, Vulpes vulpes, una tautología de la palabra latina vulpes, que significa 'zorro'. Su coloración más corriente en la naturaleza es el pardo rojizo, aunque existen individuos total o parcialmente melánicos, de color casi negro o gris. Estos últimos se llaman zorros plateados y se crían en cautividad para peletería.

El zorro común es la especie de zorro más abundante en el hemisferio norte, donde puede vivir en casi cualquier ecosistema, ya sean bosques caducifolios, praderas, estepas, la tundra alpina o la taiga. Es un generalista capaz de coexistir con especies más especializadas de zorros como el zorro ártico (Alopex lagopus). El zorro rojo es capaz de sobrevivir en zonas urbanizadas y densamente pobladas por el hombre.

El zorro está presente en la mitología de muchas culturas y también aparece en innumerables cuentos, fábulas y películas generalmente representando la astucia y la inteligencia.

Características

Es una especie de cánido pequeña, aunque es el más grande del género Vulpes: los zorros verdaderos. Los ejemplares adultos de zorro común pesan de 3.6 a 7.6 kg dependiendo de la región donde habite, siendo los que viven el en latitudes más septentrionales mayores que los que viven en el sur, según la Regla de Bergmann; los zorros que viven en Canadá y Alaska tienden a ser mayores que los que viven en el Reino Unido, que a su vez son mayores que los que viven en el sur de Estados Unidos.​ Los individuos más grandes pueden llegar a pesar más de 14 kg.15​ La longitud cabeza-cuerpo va de 46 a 90 cm, con una cola de unos 55 cm.

Los zorros presentan cierto dimorfismo sexual, siendo los machos un 15 % mayores que las hembras.17​ Su tamaño se puede estimar por las huellas. Las huellas de zorro común son de media de 4.4 cm de ancho y 5.7 cm de largo. La distancia normal entre pasos al trote para un zorro es de entre 33 a 38 cm.

El zorro común generalmente es de color rojizo, con las puntas de las orejas y los extremos de las patas negros, con una cola poblada cuya punta es blanca, como lo es su panza. Esta tonalidad roja puede variar desde el pardo rojizo hasta el rojo anaranjado, pero la gama de colores de su pelaje es amplia pudiendo ser de colores ocres, grises e incluso negros y blancos, y aunque su capa superior suele ser más o menos uniforme puede presentar manchas y franjas. Los zorros grises y negros, que en peletería son denominados zorros plateados, en la naturaleza son aproximadamente el 10 % pero son la variedad de color que más se cría en cautividad.

Distribución

Actualmente el zorro común está extendido por Eurasia y Norteamérica, el sur de Australia, y varias poblaciones en el Norte de África. En Australia el zorro rojo fue introducido y resulta un problema para las especies autóctonas.​ La introducción se produjo alrededor de 1850, con fines cinegéticos.

En Norteamérica el zorro rojo es nativo en las regiones boreales e introducido en las regiones templadas.​ Existe registro fósil de los zorros rojos en la Norteamérica septentrional, y una de sus subespecies se extendía al sur de las Montañas Rocosas.​ Los zorros introducidos en las zonas templadas norteamericanas proceden de los zorros comunes europeos que fueren introducidos en el sudeste de Estados Unidos entre 1650-1750, ​ para ser usados en la caza del zorro. Desde allí fueron también introducidos hasta California para proporcionar pieles para el comercio. La primera introducción se atribuye a Robert Brooke, del que se comenta que importó 24 zorros de Inglaterra.​ Los zorros europeos introducidos hibridaron con los escasos individuos autóctonos de la zona produciendo una población mestiza.

Comportamiento

Al vivir en una gran variedad de hábitats los zorros tienen que adaptarse con formas de comportamiento muy variados, llegando al extremo de que dos poblaciones de zorros distintas pueden comportarse de forma tan diferente como lo harían dos especies distintas.

El zorro es un animal principalmente crepuscular, con tendencias nocturnas en las zonas donde la interferencia humana es muy grande (y además hay luz artificial). Por lo tanto están más activos al anochecer que a plena luz del día. Generalmente son cazadores solitarios. Si consigue más comida de la que puede comer en el momento la enterrará para poder acceder a ella más tarde. Los zorros suelen ser territoriales, defendiendo un territorio por parejas solo en invierno, y en solitario en verano. Sus territorios pueden llegar a ser de 50 km², aunque la media es más reducida, unos 12 km² en hábitats donde la comida es abundante. Los zorros marcan sus territorios con una glándula olorosa que tienen junto a la cola. La sustancia olorosa que segrega esta glándula está compuesta por tioles y tioacetatos, muy parecidos aunque en menor cantidad que los producidos por las mofetas, esto les da a los zorros un hedor característico detectable por los humanos que se encuentran cerca (a 2 o 3 metros). Los zorros no pueden proyectar esta sustancia olorosa a otros animales para defenderse como lo hacen las mofetas.

A lo ancho de su territorio tiene varias guaridas, que puede haber excavado él mismo o arrebatado a otros animales como marmotas o tejones. La guarida principal, más grande, es la que usará para pasar el invierno, dar a luz y criar a los recién nacidos, las guaridas más pequeñas diseminadas por el resto del territorio son usadas en caso de emergencia o para almacenar comida.

Los miembros de un grupo familiar se comunican con los demás mediante el lenguaje corporal y emitiendo sonidos. Tienen un espectro de vocalizaciones bastante amplio, que pueden indicar alarma o llamarse unos a otros. También se comunican con otros individuos mediante el olor, por eso marcan los alimentos y el territorio con orina, además de heces y las sustancias de la glándula olorosa.

Reproducción

Los zorros practican la monogamia, aunque no siempre, ya que existen pruebas de comportamientos polígamos (tanto poliginia como poliandria), entre los que se cuentan salidas del macho a otros territorios durante la época de cría buscando otros posibles acoplamientos y territorios de machos que se solapan con los de dos o más hembras con las que se aparean. Se cree que esta flexibilidad del comportamiento reproductor es una adaptación a la disponibilidad de espacio y recursos alimenticios de los territorios.

La época de cría de los zorros varía a lo largo de su amplia zona de distribución. Los zorros de las poblaciones meridionales crían entre diciembre y enero, las poblaciones de zonas intermedias crían de enero a febrero y las poblaciones del norte lo retrasarán al periodo entre febrero y abril. Las hembras solo tienen un periodo de celo que dura de 1 a 6 días. Aunque la hembra se aparee con más de un macho (que puede que peleen entre ellos por el derecho de acceder a la hembra) solo se emparejará con uno de ellos al año. La gestación dura de 52 a 53 días. Las parejas monógamas formadas durante el invierno cooperaran para criar una camada de 4 a 6 cachorros (llamados zorreznos) cada año, siendo la media 5 y la camada más grande registrada de 13. Los zorreznos nacen completamente cubiertos de borra, no abren los ojos hasta los 8-14 días, y a las 4 o 5 semanas salen del cubil. Con 8 semanas ya pesan más de un kilo y presentan un pálido color crema. El destete tiene lugar hacia la novena semana (los zorreznos ya pesan 2-2.5 kg). A las 7 o 10 semanas abandonan por completo la madriguera. Con cinco meses pesan más de 3 kg y alcanzan la madurez sexual a los 9 o 10 meses, pudiendo reproducirse en la temporada de cría siguiente a su nacimiento.

Alimentación

Aunque está clasificado entre los carnívoros el zorro propiamente dicho es un omnívoro y un gran oportunista. Puede cazar presas de una gran variedad de tamaños, desde insectos de 0.5 cm a aves de 1.5 m como la grulla de Manchuria. Su dieta además consta de un gran espectro de diferentes presas: invertebrados (como los insectos, lombrices, cangrejos y moluscos) y pequeños mamíferos (como roedores, conejos y topos), aves, huevos, anfibios, pequeños reptiles y algún pez. Entre las materias vegetales que consume, destacan las bayas y otro tipo de frutas.​ Se sabe que los zorros pueden matar cervatillos. En Escandinavia la depredación del zorro rojo es la mayor causa de mortalidad neonatal entre los corzos.​ Suelen consumir carroña y cualquier material comestible que encuentren, en las zonas urbanas comen en los vertederos y roban la comida de las mascotas que se dejan en los jardines. Los estudios de la dieta de los zorros de zonas salvajes y las urbanas demuestran que los zorros de zonas silvestres cazan más que los urbanos.

Los zorros generalmente cazan solos. Con su sensible sentido del oído pueden localizar pequeños mamíferos entre la hierba espesa, saltando en el aire para caer sobre ellos. También pueden acechar a presas como los conejos manteniéndose escondidos hasta que se acercan lo suficiente como para atraparlos en una carrera corta y repentina. Los zorros tienden a ser muy posesivos con su comida y no suelen compartirla con otros, con excepción de la época de cortejo o las madres con sus cachorros.

La cantidad de comida que consumen va de 0.5 a 1 kg al día. Los zorros comunes tienen estómagos pequeños en relación con su tamaño y solo pueden ingerir la mitad de lo que pueden tomar de una vez los lobos o los perros en proporción con sus cuerpos. En periodos de abundancia los zorros almacenan los excedentes de comida para el futuro. Generalmente los entierran en pequeños agujeros, de 5 a 10 cm. Tienden a hacer muchos pequeños escondites de comida diseminados por su territorio en lugar de hacer un almacén grande.

 

¡Hasta aquí nuestro intenso artículo de hoy, en Hunty estamos comprometidos con la divulgación del conocimiento de nuestras especies cinegéticas!

¿Quieres conocer las mejores ofertas de caza y que además se adapten exclusivamente a ti?  ¡Haz clic en este enlace y te enviamos gratis las mejores ofertas de España personalizadas! ¡Cero publicidad, solo lo que tú nos pides!