¿CUÁL ES LA MEJOR CARNE DE CAZA SILVESTRE?

Existe una estrecha relación entre la salud y el bienestar de las personas, y ambas son esenciales para garantizar un buen desarrollo de la población por eso una buena nutrición es la clave para nuestra salud.

La carne de caza está asociada a los ambientes propios de la restauración. Pocos hogares en todo el país disfrutan de este tipo de carne, lo que es un error. Para arrojar luz, nada mejor que conocer aquellas piezas que ofrecen el mejor producto. De esta forma, podrás iniciarte a la carne de caza de una forma sencilla.

La carne de caza es aquella que procede de animales que se crían en la naturaleza y se alimentan por tanto de lo que está a su alcance o disponible en su hábitat, básicamente pastos, plantas y frutos diversos. Esta abarca un buen número de animales salvajes, que varían por zonas y países y se clasifican en dos grandes grupos, los de pelo (mamíferos) y los de pluma (aves).

La composición nutricional de los animales de caza es muy variable y está determinada por factores tales como: la especie la edad, el sexo, el tipo de alimentación, etc. Por todo esto se hace muy difícil valorar de forma general el aporte nutricional que proporcionan las carnes de caza.

Sí es posible indicar que los animales silvestres poseen carne con mucho menos contenido en grasa, pero pese a eso su contenido en colesterol es similar al resto de las carnes. El aporte en grasa es menor cuanto más joven es el animal. Tienen mayor contenido proteico, siendo las proteínas de alto valor biológico. Como resultado de esta alimentación natural, la mayor parte de la cual es ácido graso Omega-3, con propiedades antiinflamatorias, mientras que apenas aporta Omega-6, que tiene el efecto contrario. Por ese motivo se recomienda para dietas de adelgazamiento.

Por esto, desde el equipo de HUNTY creemos que resulta muy importante el responder a la cuestión de cómo elegir nuestra mejor carne de caza…

Casi el 90% de la carne obtenida mediante la caza termina por exportarse fuera de España.

La carne de ciervo...

Uno de estos ejemplos es la carne de ciervo, la más versátil dentro de las carnes cinegéticas de nuestro país.

El ciervo, se trata de una de las piezas más usuales en la península y que ofrece una carne muy versátil. Lo normal es que se elaboren embutidos con ella, pero también es ideal para comer fresca en diferentes cortes, para guisos y congelados, como es el caso de las hamburguesas, de los medallones de ciervo, de los filetes de ciervo adobados o de los guisos de tacos de ciervo.

Debes saber que la carne de ciervo destaca por contener muy poca grasa, lo que la hace muy saludable. Esto se debe a que el venado es un animal bastante dinámico y muy activo en su día a día. El sabor de su carne es similar al de la ternera.

La carne de jabalí...

El caso del jabalí es similar al del cerdo doméstico: de este animal también se aprovecha todo. La paleta sin hueso y el cuello sin hueso para hacer tacos de jabalí y las piernas de jabalí para filetes y medallones son las piezas más apreciadas. Su carne es una que cuenta con un bajo índice de grasa, lo que la hace más saludable en comparación con la de sus primos domesticados. Esta es la ventaja de que los jabalís lleven una vida al aire libre y repleta de ejercicio.

Además, es una de las más demandadas del país, lo cual queda justificado por la popularidad del animal en los ambientes cinegéticos. Cuenta con numerosos nutrientes de gran interés, como minerales y vitaminas esenciales, y su sabor es ligeramente más fuerte que la del cerdo. Sin embargo, es muy importante comprar carne certificada por veterinarios, ya que podría llegar a contener diferentes parásitos como el caso de la triquina. Por esta razón, siempre realiza los análisis básicos para evitar dicho riesgo o si compras, confía solo en los productores de confianza.

Carne de corzo, una pieza muy saludable...

Esta también es una carne que resulta saludable. Es baja en calorías, grasas y es rica tanto en hierro como en proteínas. Sin embargo, necesita ponerse a refrigerar poco tiempo después de abatir el animal, ya que esta carne empieza a descomponerse con relativa rapidez. Así, una buena pieza tendrá un color rojo vibrante, un indicativo de que aún mantiene todas sus cualidades intactas.

A la hora de prepararla, lo ideal es buscar un punto no muy hecho. Así, los tartares y otras elaboraciones que apuestan por la carne sin cocinar son las que más sacan a relucir las cualidades de la carne de corzo.

Perdiz, faisanes y otras especies de caza menor...

Dentro de la carne silvestre puedes encontrar ejemplares de diferentes aves, las cuales contribuyen a completar una oferta gastronómica de máxima calidad. La perdiz es una de las piezas más consumidas dentro de la caza menor, la cual se deja ver en algunos lineales de supermercado. Su sabor y los minerales que aporta conquistarán el paladar de tus clientes.

La codorniz es otra presa muy apreciada, ya que su carne es fina y de lo más sabrosa. Aporta una buena cantidad de proteínas y es posible prepararla de numerosas formas, como a la cazuela o al horno.

En definitiva, estos algunos de los mejores ejemplos de carne de caza que puedes encontrar. En términos generales, ofrecer esta carne a tus clientes es proveerle de piezas saludables, bajas en grasas y con nutrientes muy completos. Además, les ofreces una alternativa a la carne de animales domésticos de gran sabor y muy versátil en los fogones.

En conclusión casi todas nuestras piezas de caza son posibles perfectos platos para disfrutar y saborear en la mesa con nuestros mejores amigos.

Desde Hunty esperamos que este tipo de artículos sean de vuestra ayuda y de especial interés, no obstante… ¿Necesitas ayuda o aclarar alguna duda? Contáctanos sin compromiso a través de info@hunty.es o en nuestro móvil a través de llamada o vía whatsapp en el  698 97 82 56.

Además, ¿Te gustaría conocer las mejores ofertas de caza de España y que además se adapten exclusivamente a ti?  ¡Haz clic en este enlace y te enviamos gratis las mejores ofertas de España personalizadas! ¡Cero publicidad, solo lo que tú nos pides!