LA CORRECTA HIDRATACIÓN DE NUESTRO PERRO

Arranca la media veda, una de las modalidades que quizás sea más duras en cuanto a la climatología y terrenos de secano en los que se practica. Por esto el agua es fundamental ahora más que nunca, recordar que todos los cuidados en cuanto a la hidratación de nuestros fieles amigos es poca.

También recordamos que mantener una correcta hidratación es fundamental para cualquier ser vivo ya que la mayor parte del cuerpo está compuesto de agua y es que seguro que alguna vez habéis escuchado eso de que nosotros los seres humanos somos un 70% agua, pues en el caso de los perros adultos es de un 60% y en el de los cachorros puede llegar al 85%. El agua es el componente más importante para cualquier ser vivo ya que interviene en muchos procesos del cuerpo: se encarga de realizar las reacciones bioquímicas, transportar los nutrientes y el oxígeno… y así muchas más funciones vitales para el organismo.

 

Pese a todo esto, los kilómetros que corren nuestros perros durante la acción cinegética son demasiados, por eso… ¿Cómo prevenir que mi perro se deshidrate durante la media veda?

1. El primer consejo y más importante es estar atento constantemente.

2. En segundo lugar, algo básico, asegurarte de siempre disponer de agua para que tu perro no pase sed después de ese fuerte ejercicio físico.

3. Mantener el agua fresca y limpia tanto en las perreras o en el domicilio así como cuando estemos llevando a cabo nuestra actividad. Un recipiente de agua que se mantenga limpio ayudará a evitar a crear bacterias o moho que luego son consumidos por nuestro perro. Es importante que el recipiente de agua de tu perro se mantenga limpio y que el agua se cambie cada cierto tiempo. Un consejo que muchos no solemos realizar es el de no agregar agua nueva sobre el agua que resta en el recipiente sino que mejor reemplacemos toda la cantidad del agua.

4. Otro gran consejo para esta época es el aporte de comida hidratada. Incluir comida húmeda o agua en el plato al servir la comida puede ser un truco para incluir más agua en la dieta de nuestro peludo. Mojar un poco el pienso puede ser una manera de que el perro continúe hidratado. Además, es una muy buena manera de servir la comida en verano. Incluso si nuestro perro es de esos que beben poca agua, podemos también incluir sopas o comida caldosa, especial para perros, que al ser comida líquida suelen contener más agua y contribuir a la hidratación de la mascota.

Debemos de saber que la principal fuente de hidratación de los perros es por la ingesta directa de agua. Saber que si toma pienso tendrá más sed por lo que necesitará beber más agua. Los piensos apenas llevan del 10 al 20% de agua. Sin embargo, si su alimentación es a base de latas húmedas recibirá mayor aporte de agua con lo que necesitará ingerir menos cantidad de agua.

Desde HUNTY estos son nuestros 4 consejos vitales para tener a nuestros fieles compañeros de caza en un estado de forma impecable pero seguro que aún así nos seguimos haciendo preguntas…

 

¿Mi perro bebe el agua necesaria para afrontar un duro día de caza?

Esta es una pregunta habitual. Decir que en este caso influyen varios factores como son el tamaño, peso, la actividad física que realiza y la estación del año en que nos encontramos… pero una manera fácil de saber la cantidad de agua que necesita nuestro perro será calculando que en torno a unos 50 o 60 mililitros de agua por kilo. Es decir que por ejemplo si nuestro perro pesa 30 kilos, necesitará beber al día un litro y medio de agua aproximadamente.

Además podemos ir observando el cuenco de agua. Comprobando la capacidad de agua del cuenco o bebedero y verificando cuántas veces debemos de cambiar o se acaba en el día. Si el nivel del agua del recipiente no disminuye al ritmo que debería es porque tu perro no está tomando agua correctamente.

 

¿Qué síntomas de deshidratación puedo observar?

Llegado el caso extremo de posible deshidratación de nuestro perro podemos valorar lo siguiente. Si nuestro perro no se hidrata lo suficiente puede acarrear un grave problema de salud o incluso llegar a la muerte. La deshidratación es la falta de agua y sales minerales en el cuerpo; recordar que al principio mencionábamos que el perro adulto es un 60% de agua de aquí la importancia de mantenerlos bien hidratados.

Conociendo a nuestro perro, con tan solo observarle nos daremos cuenta de que algo le está pasando. Para poder identificar que se trata de deshidratación os vamos a mencionar algunos de los síntomas que se pueden observar cuando nuestro perro esta deshidratado: Apatía, respiración acelerada y dificultosa, ojos hundidos, perdida de elasticidad de la piel, orina muy concentrada, con un olor fuerte y un color muy oscuro, la trufa reseca o el aumento del ritmo cardíaco.

Existen algún síntoma más pero con los nombrados son más que suficientes para identificar si nuestro perro puede estar sufriendo un problema de deshidratación. Como podréis observar la deshidratación y el golpe de calor tienen los mismos síntomas, ya que un golpe de calor suele ser producido por una falta de hidratación del perro y las altas temperaturas a las que está expuesto.

Además, el agua como bien sabemos tiene muchos beneficios como la mejora en el rendimiento eficaz de nuestro perro en la caza y otros más importantes como, prevenir enfermedades cardiovasculares, aumento de energía, mejora la digestión, depura el organismo, protege los órganos vitales, ayuda a absorber y transportar los nutrientes por el torrente sanguíneo, regula la temperatura corporal y amortiguar y lubricar las articulaciones.

Con todos estos consejos, desde HUNTY os deseamos nuestros mejores deseos para esta media veda junto a nuestros fieles amigos, nuestros perros de caza.

Si eres de los tardíos… ¿Te gustaría conocer las mejores ofertas para esta media veda en España y que además se adapten exclusivamente a ti?  ¡Haz clic en este enlace y te enviamos gratis las mejores ofertas totalmente personalizadas! ¡Cero publicidad, solo lo que tú nos pides!