LAS ARMAS DE CAZA MENOR, CARACTERÍSTICAS BÁSICAS

De lleno ya en la temporada de caza menor, hoy el equipo de Hunty quiere hablar sobre las armas de caza menor y sus características sobre todo para los desconocedores del sector, los nuevos en el sector cinegético y a modo recordatorio para los usuarios habituales.

En primer lugar, hay que destacar que el tipo de pieza es lo que marca la diferencia entre la caza mayor y la caza menor. Si el animal es de un tamaño mayor a un zorro, se considera caza mayor, mientras que si es de tamaño menor, se considera caza menor, es decir, engloba a los animales más pequeños, como conejos, liebres o codornices. Hoy, en concreto, queremos hablar sobre las armas para caza menor.

Las armas más utilizadas para la caza menor son las escopetas que, generalmente, disparan cartuchos de perdigones, aunque también pueden disparar cartuchos de bala o de postas. Debes saber que en el caso de la caza mayor, las escopetas de postas y perdigones están prohibidas, solamente se permiten para las capturas de caza menor.

La principal misión de este tipo de escopetas es dispersar los perdigones de forma correcta en función del tipo de pieza que queremos capturar, la distancia del objetivo o la modalidad deportiva. Siendo esencial saber elegir muy bien el tipo de cartucho para poder abatir a la pieza en concreto que queremos.

Características de las escopetas para caza menor

En la actualidad, podemos encontrar una amplia variedad de escopetas para caza menor. No obstante, algunas de ellas ya se encuentran en desuso debido a su precio o a las desventajas que presentan con respecto a otros modelos más modernos.

Calibres

Desde mediados del siglo XX, los cazadores han optado por el uso mayoritario de escopetas con cañón de 18,5 mm, o lo que es lo mismo, el famoso calibre 12. El calibre se mide en base al sistema anglosajón, que se fundamenta en la cantidad de esferas que pueden obtenerse de una libra de plomo de un diámetro que coincida con el interior del cañón. Así pues, las medidas 16,8, 15,6 y 14 mm se corresponde respectivamente con los calibres 16, 18 y 20.

Aunque en España se siguen usando mayoritariamente calibres grandes, lo cierto es que los calibres pequeños, como por ejemplo el 28, poseen una efectividad extraordinaria. Siendo una de sus principales ventajas su ligereza, una característica muy apreciada. Los calibres pequeños ya traen gracilidad de serie, lo que no solamente facilita el transporte en las largas caminatas, sino también un encare más rápido que incluso maravilla a los más expertos, permitiendo lances exitosos cuando la rapidez en la ejecución del disparo es imprescindible, como es el caso en que hay que abatir un veloz conejo que está huyendo en un trayecto muy corto.

Además, hay que destacar que la suavidad de su disparo, gracias al casi inexistente retroceso, favorece el acierto con un segundo tiro, tanto para hacer un doblete como para corregir, ya que no se produce el desencare que pueden ocasionar otras armas más potentes. Con el añadido de que nuestra cara y nuestro hombro siempre se mantendrán a salvo de moratones.

Cañones

El objetivo de los cañones es conducir, estabilizar y proyectar los proyectiles al exterior. Se encuentran en la parte delantera de la escopeta y suelen construirse con acero al carbono, ya que son diseñadas para soportar grandes presiones que se producen cuando la pólvora explota en el interior del arma.

Culata

La culta es la parte de atrás de la escopeta y, por lo general, suele estar fabricada en madera, aunque también podemos encontrar algunas armas que la tienen de plástico. Este componente debe contar con la curvatura, la longitud, la ventaja y la caída de peine adecuadas en función de las características fisionómicas de cada persona. Los modelos más populares son la culata inglesa y la culata pistolet. Su misión es encarar, empujar y apoyar la escopeta sobre el hombro cuando se apunta para disparar.

Báscula

Solamente las escopetas superpuestas y yuxtapuestas cuentan con báscula, ya que las automáticas no se abren. La báscula es un componente esencial de las escopetas pues conectan el cañón con la culata, permitiendo la extracción de las vainas vacías y, en algunos casos también la expulsión y el rearme del arma.

Se trata de una articulación que, como su propio nombre indica, se encarga de que los cañones basculen para poder cargarlos, contando además con un dispositivo de expulsión o de extracción de cartuchos. Al mismo tiempo, el movimiento de cierre rearma el sistema de percusión. En la parte superior encontramos una llave que, con un movimiento de izquierda a derecha, garantiza el cierre de la escopeta.

Cañones fijos: es el sistema de báscula más popular en la actualidad. Podemos encontrar un amplio abanico de escopetas tanto superpuestas como yuxtapuestas que incorporan culata móvil y cañones fijos, o bloque obturador. Este tipo de culata suele colocarse en la extensión de la parte de atrás de los cañones, deslizándose sobre una pieza plana. El movimiento de delante hacia atrás es realizado por una llave que permite el rearme de la escopeta.

Báscula tipo Anson: el sistema más popular es el dispositivo de percusión sin martillos. Surgió a finales del siglo XIX y todavía hoy sigue siendo usado en escopetas de cañones basculantes. Y es que, al llevar pocos componentes y ser muy sencilla, es fácil de fabricar en serie. Un sistema muy simple pero muy seguro que presenta en un único bloque en el extremo de la culata los mecanismos de cierre, percusión y articulación. La escopeta vuelve a rearmarse solamente con abrirla al bascular los cañones sobre la palanca de armado, contando con un mecanismo de percusión propio para cada cañón.

Báscula tipo Holland: este tipo de báscula es un dispositivo derivado de la pletina tradicional de martillos exteriores, aprovechando su gran fiabilidad y precisión. Su fabricación se lleva a cabo de manera completamente artesanal, por lo que su precio es más alto que el de otras básculas. Su sistema de pletinas, generalmente, se desmonta manualmente, pudiéndose accionar los martillos a través de un sólo gatillo. Además, éste puede regularse con mucha precisión en base a la precisión que se ejerza con el dedo, lo cual no puede realizarse con el sistema Anson.

 

Hasta aquí nuestro artículo de hoy en el blog de Hunty, esperamos haberos ayudado a todos aquellos desconocedores del sector, los nuevos en el sector cinegético y brevemente a modo recordatorio para los usuarios habituales.

¿Quieres conocer las mejores ofertas de caza y que además se adapten exclusivamente a ti?  ¡Haz clic en este enlace y te enviamos gratis las mejores ofertas de España personalizadas! ¡Cero publicidad, solo lo que tú nos pides!