LOS TROFEOS DE CAZA. CRITERIOS DE MEDICIÓN.

En el artículo de ayer hicimos un extenso repaso a las principales instrucciones de la medición del rebeco. Por ello, hoy queremos mostraros algunas de las peculiaridades y aspectos importantes de la medición de los trofeos de caza en tres ejemplares: el jabalí, el ciervo y el corzo.

¿Sabías que los trofeos de caza pueden referirse a una doble temática?

Por un lado, nos podemos encontrar con el trofeo de caza donde se entrega al participante de un campeonato una copa, una medalla o una representación escénica de un cazador.

Pero… ¿Vosotros creéis que este es el trofeo de caza que quiere conservar el cazador por el recuerdo de una cacería?

Yo creo que no. El sentimiento de una buena caza, de una buena jornada de caza y de un buen día se ve reflejado en un trofeo de caza, pero refiriéndonos siempre a la cornamenta, al cráneo o a los colmillos de distintos animales disecados.

¡Eso si es realmente un buen trofeo de caza!

Atención: para tener un buen trofeo de caza hay que tener paciencia y, sobre todo, respetar a los animales para que tengan una edad óptima para ser cazados.

 

Encontramos una gran variedad de trofeos de caza y de bastantes especies: jabalí, muflón, ciervo, corzo, zorro…

La medición de los trofeos de caza lleva consigo una serie de puntos según sea el ejemplar que cacemos. Por ello, en el artículo de hoy os vamos a mostrar algunas de las instrucciones y medidas más importantes en cuanto a la medición de los trofeos de caza.

Jabalí.

En el jabalí lo que se mide principalmente son los colmillos. La medida se tiene que seguir desde la curvatura exterior hasta el extremo y su anchura tiene que medirse en milímetros y debe hacerse con un calibrador.

Además, se valorará positivamente si el colmillo presenta alguna de las siguientes características:

  • Puntas afiladas.
  • Tamaño de la superficie afilada.
  • Coloración marrón oscuro a negro en la parte exterior.

Penalización: se penalizará si los colmillos son más pequeños de 5 centímetros.

 

Ciervo.

Lo realmente importante en la medición de un trofeo de caza de un ciervo es la longitud y perímetros de las cuernas. Las cuernas se tienen que medir desde el borde inferior hasta el extremo de la punta. Y en cuanto al perímetro, la medición tiene que hacerse en la sección más delgada de las cuernas.

Importante: si falta la punta centrar en las dos cuernas, el trofeos no se podrá homologar.

Aparte de estos dos aspectos, otro de los aspectos importantes es el peso de las cuernas, que se medirá según el tamaño y si va en conjunto con el cráneo o no.

Por tu parte, el trofeo de ciervo también tiene mayor importancia si las puntas de las cuernas presentan alguna de las siguientes características (de menor a mayor importancia):

  • Si son porosas.
  • Si son puntiagudas y oscuras.
  • Si son puntiagudas y blancas.

 

 

Corzo.

La medición del corzo se realiza principalmente en la longitud y el peso de las cuernas.

La longitud se mide desde el borde inferior externo hasta el extremo de la punta más alta. El peso de las cuernas se mide junto con el cráneo o con el cráneo serrado.

En este ejemplar de caza, la belleza afecta muy positivamente a la medición del corzo. Se valoran positivamente los siguientes aspectos de las cuernas:

  • Si es claro o las cuernas están teñidas.
  • Si es amarillento o marrón claro.
  • Si es marrón.
  • Si es marrón oscuro.
  • O si es oscuro casi negro.

 

En este artículo os hemos mostrado las principales mediciones de los tres ejemplares más significativos de los trofeos de caza.

¿Te animas a enseñarnos alguno?

¡No te pierdas nuestros próximos artículos en el blog porque continuaremos con más ejemplares!