MIGRACIÓN DE LA PALOMA TORCAZ (II), PASOS TRADICIONALES

MIGRACIÓN DE LA PALOMA TORCAZ (II), PASOS TRADICIONALES

Como hemos comentado en nuestro anterior artículo, la migración de la paloma torcaz es una de las características y peculiaridades más importantes de la misma y por eso creemos en Hunty que debemos de dedicarle unos artículos a el ave que genera la denominada “fiebre azul” en España y principalmente en sus pasos más norteños.

Seguramente en nuestro entorno hayamos oído hablar de los típicos pasos tradicionales de torcaces por España pero realmente nos preguntaremos…¿Por dónde pasan desde que atraviesan los Pirineos? ¿Dónde se dirigen a la invernada? ¿Qué pasos tienen aún afluencia y cuáles se está perdiendo? ¿Qué corrientes migratorias hay...? En definitiva, lo que realmente llamamos la ruta migratoria de la paloma torcaz.

La caza de la paloma durante su ruta migratoria es una apasionante modalidad de caza que se ha efectuado desde tiempos inmemoriales en los puestos de los collados.

Se calcula que entre 2 y 3 millones de ejemplares cruzan cada año los Pirineos, siguiendo un pasillo central, que atraviesa toda España de noreste al suroeste de la Península Ibérica, para pasar el invierno en zonas como Extremadura, la cuenca del Tajo o el Alentejo portugués por el rio Sado. Otras muchas eligen las vías marítimas, de forma que pueden llegar a estas zonas de invernada peninsular entre 5 y 6 millones de palomas.

¿Por qué están cambiando sus rutas habituales?

Para hablar de los pasos tradicionales españoles, partiremos desde que atraviesan los pasos pirenaicos de Urrugne, Sare, Arnegui, Banca, Iraty y costa catalana. Las torcaces llegan principalmente de Rusia y Alemania por el noreste o el norte del Macizo Central francés. Después están las grandes rutas de Finlandia, Noruega, Suecia y los países bálticos por un eje más nórdico que atraviesa el centro de Francia.

El calentamiento global trae consigo inviernos suaves con temperaturas casi primaverales y predominio de los vientos del sur, ocasionando que muchas no migren - como constata el aumento de las sedentarias en las ciudades- o un retraso en la migración, buscando rutas alternativas para protegerse a lo largo de los Pirineos en las zonas menos afectadas por el viento de cara, como es la parte más occidental de la cadena migratoria, en concreto, la zona de la costa vasca; incluso se está observando una nueva ruta por el mediterráneo catalán.

Este predominio del viento del sur hace que se desplacen hacia una ruta por la costa noroeste; hay años que se observan bandos por Cantabria y Galicia que luego bajan por la costa de Portugal hacia las dormidas de Pinheiro.

Para la caza es preferible que haya viento sur o bochorno, ya que con ello los bandos van contra el viento acercándose a los collados muy cercanas a las copas de los árboles y facilitando a los cazadores el poder efectuar sus disparos más cerca. Por el contrario, los días de viento norte las palomas los cruzan con viento de cola a gran altura y velocidad, lo que dificulta o impide su captura.

En el mes de octubre si los aires son fuertes del sur, las palomas tienden más a seguir la ruta por Guipúzcoa y sin embargo si son muy del Norte y fríos tienden más a ir por Navarra.

Otra explicación a este cambio es el aumento de parques eólicos en los collados de los montes donde se encuentran los pasos, que generan campos magnéticos brutales, lo que obliga a las torcaces a buscar desbocadamente otras rutas migratorias para esquivar estas instalaciones.

Pero… ¿Por donde se mueven en España?

En navarra… Una vez se introducen en Navarra dibujan tres corrientes migratorias: norte, centro y sur. Cuanto más fuerte sea el viento del norte más se inclinan hacia el sur de esta comunidad.

En la corriente migratoria del pirineo Navarro de oeste a este debemos citar a las antiquísimas palomeras con redes del valle Baztanés de Etxalar, donde sólo unas pocas familias tienen el privilegio de poder cazar, tradición que va heredándose generación tras generación. La compleja metodología desplegada para capturar torcaces con redes es digna del mejor de los estrategas militares.

No hay que olvidar las lineas del que fuera famoso coto nacional de Quinto Real ahora cedido a los pueblos de la zona, el mítico Luzaide-Valcarlos en el valle de Lindux y los ya más cercanos a la provincia de Huesca como Guibelea en las cercanías del monte Ori, en el valle que viene de Larrau (Iraty) siendo desde este punto hasta la costa vasca donde se ubica el principal paso europeo de migración de palomas torcaces.

En La Rioja… Una comunidad clave en el paso de las palomas y de su distribución, además un punto muy importante de alimentación gracias a la inmensidad de sus montañas. Aquí nos encontramos los pasos de Haro, palomas que llegan de Peñacerrada; los de la Reserva de la Demanda y Cameros, el monte La Modorra, el collado de Sancho Leza y en la zona de Ezcaray la paloma tiene como puerta de salida la Duruela por donde pasa el 95% y el resto por otros puestos como los de Gaton, Cuena o Barrena, estos últimos antaño eran los mejores para el pase. Actualmente sigue existiendo gran tradición en esta bonita comunidad.

En el País Vasco… La primera ruta es la de IRUN-TOLOSA-OTZAURTE, con vientos del sur más moderados (NE-SO). Las torcaces se reparten desde Irún y siguiendo la carretera N1 pasando por zonas de pasos como Uznieta, Andoain, Tolosa y Zegama, dejando a la izquierda el puerto de Echegarate y continuando por los montes de Otzaurte. Incluso pueden llegar de Navarra desde Lesaka, por los valles de Peñas Haya o Etxalar.

Continúan por los últimos montes de la provincia de Álava, en la zona de Salvatierra, Campezo y Peñacerrada. Todos los cazadores reconocen a Ortzaurte como una de las mejores para el pase, prueba de ello es que para acceder a sus puestos de Apota y Larrabil se presentan cientos de solicitudes.

La segunda, IRUN- SAN SEBASTIAN-SALINAS DE LENIZ, con viento sur intermedio, tienden a entrar por Jaizkibel y continua por la costa pasando por Zarauz, San Sebastián y Zumaya hacia el interior por Cestona, Azpeitia, Zumárraga y Oñate, continua hacia Salinas de Leniz y franquea Vitoria por su lado derecho.

La tercera es la que presenta mayor afluencia de palomas, IRUN- SAN SEBASTIAN-BIZKAIA-VITORIA. Con vientos muy fuertes, tiende a entrar por la frontera de Irún y continua por la costa pasando por Jaizkibel, San Sebastián, Zarautz, Mutriku, Ondarroa, Markina, Durango y montes de Urquiola, continuando hacia abajo hasta los montes de alrededor de Vitoria, últimos montes de la provincia de Álava.

La cuarta ruta, BILBAO- ERETZA-ORDUÑA, también con viento fuerte, la cogerán las que han salido de las Landas (Francia) y continúan por el mar sin pasar por el Pirineo, entrando por Bilbao y continuando por el monte Eretza, Amurrio y los montes de Orduña.

También cabe destacar una de las últimas y cada vez más habitual, la conocida como ruta catalana… En los últimos años se está observando una nueva ruta migratoria que atraviesa la comunidad de Cataluña. Por los cielos de provincias como Gerona y Tarragona pasan numerosos bandos procedentes de la cordillera de los Alpes Marítimos, en Francia.

Los avistamientos se producen al principio de la migración, consecuencia posiblemente del cambio climático que provoca días de buen sol y calma, con predominio de viento sur flojo, que las torcaces aprovechan para evitar las grandes montañas de los Pirineos. Su ruta continúa dirección Madrid y la costa mediterránea - Castellón y Valencia - en dirección hacia el centro peninsular siguiendo la gran ruta de los zorzales.

Sin duda este es uno de los temas más comentados a nivel cinegético y respecto a la paloma torcaz. Según muchos estudios realizados en Europa, las poblaciones de torcaces realmente son estables e incluso con una tendencia a aumentar pero por otra parte, sí que están cambiando las rutas migratorias, ya no son las mismas o tienen menos afluencia.

En conclusión esto puede indicar en que la gran influencia son los motivos medioambientales, el cambio climático o los cambios en la agricultura pero también hay que destacar que la forma de cazarlas en España antes y ahora es muy diferente. Ahora encuentran presión en muchas zonas del norte de España y es por ello por lo que muchas acaban diversificándose o modificando sus rutas, como bien se dice… “la naturaleza es sabia” ...

¿Te ha resultado interesante? ¡En Hunty estamos comprometidos con la divulgación del conocimiento de nuestras especies cinegéticas!

 

¿Quieres conocer las mejores ofertas de caza y que además se adapten exclusivamente a ti?  ¡Haz clic en este enlace y te enviamos gratis las mejores ofertas de España personalizadas! ¡Cero publicidad, solo lo que tú nos pides!