PREPARACIÓN DE LA MOCHILA DE RECECHO, ¿QUÉ LLEVAR?

Una vez seleccionada nuestra mochila o mochilas más adecuadas, la preparación de esta es fundamental.

Sin duda la mochila en la mayoría de los deportes outdoor es un complemento básico, sobre todo para deportes de montaña en los que se necesita una cierta independencia para desarrollar cada jornada con total autonomía y aún más si hablamos de caza en montaña para poder llevar la totalidad de complementos.

En la caza en rececho o caza en alta montaña, se trata de un complemento más que fundamental, en alguna ocasión nos puede librar de un buen susto y es que es muy habitual que debido a los nervios previos a las salidas a la montaña, nos jueguen una mala pasada y nos hagan olvidar algún complemento fundamental que en el campo pueden ser importantes o que además de esto distribuyamos mal las cargas haciendo una jornada molesta con peso a la espalda o que incluso al final de la misma nos provoque alguna molestia física.

Un consejo que debemos de tener en mente siempre es que, en montaña, cada gramo innecesario que portemos en la mochila cuenta.

Hoy te explicamos qué elementos básicos portar en nuestras mochilas y en el próximo artículo, cómo distribuir correctamente los pesos.

1. AGUA

De todos los elementos a transportar, el más importante, y también el más pesado, es el agua por lo que debemos de controlar cuánta vamos a necesitar. Mínimo llevar entre uno y dos litros para hidratarnos correctamente durante la jornada. Así mismo para los meses más fríos, un termo con café caliente no sentará más que bien.

2. COMIDA

Dependiendo del tipo de jornada, si se trata de una jornada completa en montaña se calcula que se gastan unas cinco mil calorías por hombre y por día por lo que llevaremos algo de fiambre, queso, frutas y chocolate. En el caso de ser un rececho de corta duración se puede prescindir de comida o llevar simplemente unas barritas energéticas.

2. ROPA

La parte fundamental en este caso es valorar que la ropa escogida para vestir, quizás a lo largo de la jornada deseemos quitarnos capas de ropa, lo cual ocurre unas dos horas después de la salida del sol y debemos de tener en cuenta el espacio que ocuparán. Además de esto si se trata de jornadas frías, intentaremos portar un chubasquero (chaqueta y pantalón ligeros) y una prenda de tipo plumas.

3. GPS

Uno no sabe nunca sí podrá regresar por donde subió y además el clima en montaña puede cambiar en minutos, por ello resulta imprescindible portar algún tipo de mapa o GPS.

4. CUCHILLO Y AFILADOR

Algo básico pero muy importante, tanto para la comida como para cortar algún elemento en ciertos casos, para la limpieza del animal abatido etc. Además, resulta imprescindible un pequeño afilador ya que en muchas ocasiones nuestra navaja o cuchillos se pueden desafilar rápidamente.

Además de este siempre aconsejamos llevar un mechero por si se da el caso extremo de que necesitamos encender un fuego.

5. BOTIQUÍN

Un pequeño botiquín de emergencia puede ser de vital importancia, además de contener medicación personal si es que la tenemos, debemos de añadir como mínimo los siguientes elementos: pinza de

para sacar pinchos, vendas y gasas, un poco de desinfectante, betadine para heridas, tiritas, suero fisiológico por si se nos mete algo en los ojos por ejemplo, analgésicos orales y jeringa.

6. GUANTES DESECHABLES, BOLSAS Y PAÑUELOS

Básico a la hora de limpiar al animal con el máximo higiene posible, los guantes desechables con la mejor opción, además para guardar la Carme es fundamental el uso de bolsas. Además, los pañuelos son un buen completo de higiene personal y nos vendrán muy bien si tenemos que hacer nuestras necesidades.

7. DOCUMENTACIÓN Y PRECINTOS

Resulta fundamental ir correctamente identificado. Para ello portaremos siempre la licencia de armas y el permiso de caza correspondiente, el seguro de responsabilidad civil del cazador, el DNI, el permiso para cazar en el coto o la acreditación del arrendamiento o titularidad y como no, los muy importantes precintos.

8. LINTERNA O FRONTAL

Básico para situaciones en las que el día se nos queda corto y necesitamos de un buen rato de oscuridad para regresar al vehículo. Además, si es posible, llevar a mano unas pilas de repuesto nunca estará de más.

9. MUNICIÓN Y RIFLE

Sin duda algo muy básico pero que en alguna ocasión se nos puede olvidar o incluso no portar la suficiente munición.

10. ÓPTICA

Está a la orden del día, imprescindible portar unos prismáticos para realizar correctamente una evaluación del trofeo o localizar los animales. Las distancias a las que se encuentran los animales hacen imposible evaluar los trofeos a simple vista por ello resulta esencial la utilización de un telescopio.

También es importante pero no básico la utilización de un telémetro, las distancias en el campo engañan mucho.

 

Una vez conocidos todos los elementos básicos para una jornada intensa de caza en montaña decir que estos son variables, dependiendo el tipo de caza, las horas que vayamos a permanecer en el campo y dependiendo de las preferencias de cada persona.

 

Por lo general se trata del primer componente del equipo que adquirimos en nuestras vidas y el más simple de entender, aunque no todos saben utilizar correctamente. Resulta tan simple que en muchas ocasiones somos pocos los que nos tomamos el trabajo de entender sus utilidades y obtener el máximo provecho de ella y que nos puede agradar mucho una jornada cinegética.

¡Esperemos que os hayan servido todos nuestros consejos y en el próximo artículo os explicaremos la forma correcta de distribuir los pesos!

 

¡A recechar y buena suerte!

 

Alejandro López