¿Cómo mejorar el tiro en la caza? ¡Pautas y consejos!

Comparte la publicación:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Hoy desde HUNTY os traemos las que creemos que son las claves para conseguir progresos para disparar en condiciones óptimas cuando llegue la nueva temporada cinegética. El tiro en la caza, sin duda, constituye la acción esencial de la actividad cinegética, por lo que es necesario practicar cuanto sea necesario para perfeccionar el swing.

¿Qué es el swing? En resumen, es conocido en el argot de los tiradores como correr la mano, concretamente la que tengamos sujetando el guardamanos. Se trata de un movimiento que nos ayudará a dispersar de mejor manera los perdigones para que durante su vuelo impacten contra el blanco.

Comenzamos detallando nuestros consejos:

EL ADELANTO Y DISPARO

Tras esos instantes de seguimiento de la pieza deberemos pasar a adelantarla antes de realizar el tiro. Aquí se encuentra uno de los momentos más complicados, puesto que no deberemos dar ningún tirón ni realizar ningún cambio brusco de velocidad.

Hay que ir aumentando la velocidad de la punta del arma pero de manera progresiva, de forma que podamos calcular correctamente el adelanto que realizamos (lo que sin duda nos será de gran ayuda para conseguir resultados).
Una vez colocados delante el disparo deberá realizarse lo más rápido posible. No resulta posible “quedarse” un rato delante de la pieza, porque eso sólo servirá para perderla. Es decir, adelantarse y disparar debe realizarse todo a una misma vez.


A la hora de apretar el gatillo no existe posibilidad de duda, es decir, el disparo debe ser decidido y directo si queremos que resulte efectivo.

EL MOVIMIENTO DEL CUERPO

A pesar de lo que muchos puedan pensar, lo cierto es que el movimiento del disparo conlleva la actuación de gran número de articulaciones y músculos, cada uno de los cuales cumple una importante misión.
Sin embargo, en relación al movimiento del cuerpo deberemos tener en cuenta que…
 Manos, codos, brazos, hombros, cuello y cara deberán formar un bloque inamovible.
 Lo primero que debe moverse es la cintura, seguidas de las caderas.
 En caso de que el movimiento anterior no resulte suficiente, utilizaremos las rodillas y, por último, los tobillos.
 Si fuera necesario forzar más el giro, deberemos girar la planta del pie sobre el terreno.
 No conviene tener las piernas totalmente estiradas, debiendo existir un poco de flexión en las rodillas, lo que permitirá un giro más fácil.
 El peso del cuerpo deberá cargarse un poco hacia delante, lo justo para contrarrestar el golpe del cartucho.

¿UNO O DOS OJOS?

Sin lugar a duda uno de los temas más discutidos tanto por tiradores como por cazadores, es si para realizar un tiro con escopeta se debe apuntar con un solo ojo o con ambos abiertos.


Para muchos, el centro fundamental de la discusión se encuentra en llegar a definir cual es el denominado “Ojo director”, es decir en qué ojo tiene cada uno mayor fuerza visual.
Existe una forma sencilla de averiguarlo, basta tomar un lápiz, poniéndolo vertical con el brazo y completamente extendido. Una vez hecho esto, y con los dos ojos abiertos, apuntar a algún objeto distante 4 ó 5 m. Luego cerrar un ojo y después el otro, verá que el objeto que usted sostiene en la mano se desplaza de la línea sobre la que estaba superpuesto al cerrar alguno de ellos. Si el objeto permanece alineado cuando está cerrado el ojo izquierdo, su ojo director o más fuerte será el derecho. Si ocurre al revés, su ojo director es el izquierdo.
Pero el problema surge cuando el tirador diestro es poseedor del ojo director izquierdo o viceversa. En esos casos debe apuntar cerrando el ojo que no se alinea con la banda de la escopeta, lo que, en principio, nos llevaría a aconsejar que el tiro se realice con ambos ojos abiertos.
Apuntar cerrando un ojo conlleva la necesidad de disponer de más tiempo para apuntar la pieza, viéndose obligado el cazador a abrir y cerrar el ojo nuevamente para disparar el segundo tiro, lo que lo hará más lento en el disparo. También es claro que al mantener un ojo cerrado, una porción de terreno permanece oculta a su visión.

Desde todos los aspectos, la visión biocular es mucho mejor que la visión monocular, por ser más clara, por apreciarse mejor las distancias (fundamental en el tiro), por la rapidez con que se puede efectuar el encare, por la mayor extensión del campo visual, por la observación de todos los movimientos de la presa y por seguridad.
Para aquel que no está acostumbrado a apuntar con los dos ojos abiertos, no le resulta tan difícil conseguirlo con un poco de práctica, por ello debe practicarse siempre que sea posible.

BAJAR EL ARMA

El swing del disparo no finaliza hasta que la escopeta vuelve a su posición inicial.
A pesar de que la reacción innata es la de apartar el arma para ver lo que ha sucedido (si hemos acertado o no), nunca se deberá parar el arma justo tras la realización del disparo puesto que con eso lo único que conseguiremos es que en la mayoría de los casos nos equivocaremos parando la punta del arma antes de efectuar el disparo y eso supone la realización de tiros traseros, es decir, erróneos.
Además si conseguimos continuar el movimiento de forma correcta estaremos adelantando mucho para conseguir un buen resultado en un posible segundo tiro.
Debemos por tanto continuar el movimiento con la escopeta perfectamente encarada y ésta sólo que bajará cuando el movimiento del cuerpo haya finalizado por completo.

Por último volvemos al famoso swing…

SWING

En esta complicada palabra, “Swing”, se engloban todos los distintos movimientos que el cazador o tirador deberá realizar para el disparo; estamos hablando desde el momento en que se localiza la pieza hasta que se baja el arma tras el tiro.

Y es en este swing donde en definitiva existe la diferencia entre un buen tirador y un tirador mediocre. Aunque en conjunto se trate de coger el arma, encarar y disparar, esto que parece tan básico y sencillo conlleva toda una serie de pequeños movimientos cada uno de los cuales debe realizarse con suma precisión. Tanto es así que si nos dedicáramos a observar a diferentes cazadores, apreciaríamos claramente que cada uno de ellos realiza estos movimientos de forma particular, o lo que es lo mismo: cada uno tiene su propio swing.

De esto se saca una conclusión clara: no existe un movimiento único y válido para todos los cazadores sino que cada uno de forma particular deberá crear su propio swing de manera que los movimientos surjan de la forma más natural posible… por supuesto, siempre basándose en una serie de premisas básicas que todos debemos seguir.

Nos referimos a que todo disparo debe pasar necesariamente por una serie de pasos que debemos conocer al dedillo y te los detallamos a continuación brevemente:

  • Localización de la pieza y colocación de la culata a la cara, siguiendo la pieza con la punta del arma: importante que se realicen a la vez para no perder un tiempo del que desde luego no disponemos. El momento de localizar la pieza debe realizarse de la forma más rápida que nos sea posible, puesto que todo lo que ahorremos en este primer paso lo ganaremos para la realización de los siguientes. De hecho la capacidad de reacción ante la salida del plato es el elemento que mejor diferencia a un ganador en una competición de tiro. Ahora bien, esa necesaria velocidad de reacción no puede conllevar la realización de movimientos bruscos o con tirones, muy al contrario, la salida debe ser suave y perfectamente coordinada porque, tal y como suele decirse: “mal acaba lo que mal empieza”; si salidos descoordinados el resto del swing (o lo que es lo mismo, el disparo) podrá verse afectado.
  • Control del encare y seguimiento de la pieza: esto es práctica y más práctica, de esta forma conseguiremos automatizar el movimiento para que quede gravado en lo que se llama memoria muscular, esto es, la capacidad de nuestros músculos para automatizar un movimiento aprendido previamente.
  • Finalmente con la práctica conseguiremos el adelanto correcto y un disparo final certero.

¡Hasta aquí nuestras pautas y consejos para mejorar y perfeccionar el tiro en la caza! ¡Esperamos y deseamos que os resulte un artículo de gran utilidad!

¿Te gustaría conocer las mejores ofertas para la media veda en España y que además se adapten exclusivamente a ti?  ¡Haz clic en este enlace y te enviamos gratis las mejores ofertas totalmente personalizadas! ¡Cero publicidad, solo lo que tú nos pides!

Encuentra tu jornada de caza con nuestro buscador avanzado

Añade Hunty a tu iphone

Añade Hunty a tu dispositivo

Regístrate para recibir ofertas de caza personalizadas