Montería en Navaredonda

Comparte la publicación:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Javier Muro citaba a sus habituales en la noche del tres de noviembre para disfrutar de una maravillosa fiesta flamenca de hermandad y socialización celebrada en el Hotel el Coto de Almuradiel, en la que estuvieron presentes entes cinegéticos importantes como Ática CLM y Joyas de Caza entre otros, y así, adelantar el sorteo de posturas para agilizar la salida y cazar temprano para sortear la intensa lluvia que se anunciaba para la tarde y para cogerle la vez al día que con el cambio horario anochece mucho antes.


Sobre las ocho de la mañana se daba cita a los cazadores para salir hacia el cazadero, pero una inspección de las autoridades retrasó en exceso el comienzo de la montería que finalmente arrancó con la apertura de portones pasadas las once y cuarto de la mañana.

Una vez comenzada la jornada fue todo un estrépito de caza, comenzando las detonaciones por todas las armadas, detonaciones sordas por el fuerte viento que no permitía escuchar lo que estaba aconteciendo con claridad.

Así, a medida que las rehalas iban avanzando iban comprobando que los monteros iban completando sus cupos y comenzaba a llegar mayor tranquilidad a la organización que vivía momentos de
tensión.

Así los primeros en cerrar sus cupos eran el cierre del lince que cerraban la única huida natural que tenían las reses. En él, había puestos al que entraban más de cuarenta venados, completando todos los puestos el cupo. No se quedaba atrás la armada de serrano que también completaba el cupo la armada entera, destacando el número uno con once jabalíes y tres venados cobrados habiéndole entrado diecisiete venados más. La armada de Casa la Fuente también completaron el cupo todas sus posturas, destacando el uno que contó más de setenta venados haciendo su cupo, o el número dos que también conseguía su cupo de venados, tirando además diez jabalíes y cobrando seis.

También completaron su cupo las armadas de Serrano, Peñas Negrillas, etc, todas, todas a excepción de la armada de La Charca, en la que falló solamente una postura.

Los monteros fueron retirados a la comida cuando comenzaba una llovizna a caer sobre la finca y durante la comida y la recogida de reses llegó el diluvio desluciendo así el plantel final al que llegaban 51 venados, 22 jabalíes y 20 ciervas, teniendo que dejar para recuperar a la mañana siguiente cinco venados y dos jabalíes por la dificultad de la llegada de la noche y el exceso de lluvia.

Destacaron tras medición en verde un venado plata, dos bronces y más de una docena de en torno a los 150 puntos, lo que hacía de este plantel una joya en cuanto a montería se refiere.

Todo un éxito de Cinegética Valle de Alcudia que muestra por tercer año consecutivo la buena gestión que está llevando a cabo junto con la propiedad para ofrecer a los monteros una jornada inolvidable en esta bonita finca de Ciudad Real.

Encuentra tu jornada de caza con nuestro buscador avanzado

Añade Hunty a tu iphone

Añade Hunty a tu dispositivo

Regístrate para recibir ofertas de caza personalizadas